Pulsa “intro” para saltar al contenido

En los pasillos

Lambán, de nuevo al frente del Gobierno

Javier Lambán no ha querido dejar espacio a las especulaciones y el pasado lunes, apenas unas horas después de dejar el hospital tras su operación de cáncer de colon, presidió el Consejo de Gobierno habitual de análisis del desarrollo de la pandemia. Lo hizo de forma telemática desde su domicilio de Ejea. Todavía no se sabe cuándo volverá a retomar su actividad presencial, aunque a juzgar por lo sucedido en los últimos, es probable que regrese pronto al Pignatelli. Ganas no le faltan, aunque todos en su entorno le han aconsejado que se lo tome con tranquilidad.

Lambán y Aliaga están ya en casa

Javier Lambán y su vicepresidente Arturo Aliaga pasan su primer fin de semana en sus respectivos domicilios tras su paso por el Hospital Miguel Servet. Lambán, que es muy activo en Facebook y Twitter, anunció en un post el pasado jueves día 3 que dejaba el hospital tras ser operado del cáncer de colon que padece.

Durante los diez días que ha estado ingresado, se ha prodigado en las redes sociales felicitando a la aragonesa Teresa Perales por el Premio Princesa de Asturias de los Deportes y agradeciendo el trabajo del personal sanitario. Ha multiplicado sus elogios hacia la Sanidad Pública. “Nuestra sanidad es una joya que entre todos debemos seguir cuidándola”, ha elogiado.

A partir de ahora, el presidente seguirá la recuperación en su domicilio para completarla con el tratamiento previsto inicialmente. Se irá incorporando a su trabajo paulatinamente, al inicio de forma telemática.

Mayte Pérez, actual consejera de Presidencia, seguirá siendo la presidenta en funciones de Aragón hasta que Lambán y Aliaga se reincorporen con normalidad al trabajo.

Podemos, duelo con micrófonos y cámaras en la Aljafería

El jueves fue un día negro para Podemos-Aragón. El mismo día y a la misma hora que la consejera de Ciencia y Universidad y líder podemita en Aragón, Maru Díaz, comparecía en las Cortes, su compañera de escaño, Erika Sanz, confirmaba lo que desde hacía meses se sospechaba: deja el partido y en junio, cuando acabe el periodo de sesiones, también abandonará su escaño. Se fue dando un portazo, lanzando un larguísimo listado de agravios hacia la estrategia de su partido en el cuatripartito que gobierna la DGA, y de paso aguando la fiesta a su ya excompañera de partido, que había acudido a las Cortes a lucirse con su gestión. Maru Díez cogió el guante del duelo que le lanzó Sanz y convocó a la prensa en los jardines de la Aljafería para hacer frente a la dimisión de la parlamentaria morada. Por cierto, hay quien aventura que Erika Sanz podría embarcarse en la aventura anticapitalista capitaneada por la andaluza Teresa Rodríguez.

El enfrentamiento con cámaras y micrófonos de por medio entre ambas dirigentes podemitas fue seguido con atención por varios diputados socialistas que, sin embargo, descartaron que esta pugna vaya a afectar a la estabilidad interna del cuatripartito.

Los socialistas están ahora más preocupados por decidir qué votarán cuando el pleno de las Cortes debata varias iniciativas a mediados de junio sobre el indulto a los independentistas catalanes.

Marco reaparece el 23-A en las Cortes

José Marco, expresidente de Aragón gracias a una moción de censura de un tránsfuga del PP, sorprendió el pasado 23 de abril reapareciendo tras años de ausencia en el acto institucional que celebraron las Cortes.

A un lado de la bandera de Aragón, izada en el Patio de los Naranjos, Marco se sentó junto a los expresidentes Marcelino Iglesias, Luisa Fernanda Rudi, Ramón Tejedor, Hipólito de las Roces, Santiago Marraco y Juan Antonio de Andrés. Frente a ellos, se situaron los familiares del expresidente Juan Antonio Bolea, fallecido recientemente.