Pulsa “intro” para saltar al contenido

Vox trabaja poco e intenta bloquear mucho

en la foto, los 3 sillones de los Diputados de VOX en un día de trabajo, el 15 de diciembre de 2020. 

Muchas veces en el Parlamento aragonés, en la casa de todos los aragoneses, he dicho “Aporten o aparten”. Con la que está cayendo, no estamos como para debates estériles, peleas partidistas y ruido pueril. Todas las personas con cierto poder y representación pública deberíamos esmerarnos en el servicio público y en el trabajo por el bien común para encontrar soluciones que resuelvan la compleja situación sanitaria, social, económica y ambiental que estamos sufriendo.

En las Cortes de Aragón disponemos de herramientas parlamentarias para el control y el impulso al Gobierno de Aragón. En este sentido, la pandemia ha supuesto un esfuerzo extraordinario en los ámbitos más importantes: Primero, la salud pública y, también, la recuperación social y económica. Pero no todos nos implicamos igual. Hay un grupo que, aunque cobra sueldos y subvenciones de las Cortes de Aragón, decidió no participar en la Estrategia para la Recuperación Social y Económica de Aragón: Vox. Son los únicos que no trabajan, junto a IU, PAR, CHA, Podemos Equo, Ciudadanos, PP, PSOE, CEPYME, CEOE, CCOO, UGT y Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, en un crítico y excepcional momento de nuestra historia en el que la gente nos pide acuerdos y unidad de acción.

Como poder legislativo, las Cortes de Aragón tienen una función principal: la aprobación de leyes, que garanticen más derechos, libertades y oportunidades a los aragoneses. En este sentido, a Vox les he afeado también en alguna ocasión su falta de trabajo en este ámbito. Y lo comparo con algo que conozco: nuestra propia labor política en la legislatura anterior, cuando Podemos Aragón éramos oposición al Gobierno de Aragón. En esos 4 años nos esforzamos para presentar proposiciones de ley muy importantes y también muchas aportaciones en forma de enmiendas a leyes propuestas por el ejecutivo. En muchos casos, nuestras propuestas fueron incluidas, fruto de un intenso trabajo de diálogo, negociación y pacto, no sólo con los grupos del Gobierno sino con todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento. Recuerdo que la primera ley que trabajamos fue la Ley contra la pobreza energética y tuve el honor de ser el coordinador de la ponencia. Durante más o menos un año, trabajamos para alcanzar un apoyo unánime a la ley, que fue aprobada por todos en un Pleno de la primera parte de la legislatura. Vox en casi dos años en las Cortes de Aragón no ha propuesto ni una ley. Cero.

Otro espacio en el que Vox ha decidido no participar es la Ponencia “Paz para el pueblo saharaui”, que durante varias legislaturas es un espacio de debate en un asunto en el que tenemos mucha implicación como sociedad aragonesa, con muchísimas actividades de solidaridad, acogida de niños durante el verano y una ingente labor de asociaciones aragonesas junto al pueblo saharaui. Pues bien, Vox tampoco asiste a las sesiones de este espacio recogido dentro de la estructura orgánica y reglamentaria de las Cortes de Aragón. Y os preguntaréis, ¿cobran lo mismo? ¡Claro, no vienen, pero su sueldo público sí se lo llevan!

Una de las funciones principales de esta Ponencia es emitir declaraciones institucionales que se acordaban siempre por unanimidad, por todos (PSOE, PP, PAR, CHA, IU, Ciudadanos y Podemos). Pero en esta legislatura ya no. VOX veta sistemáticamente la unanimidad y se opone a que podamos lanzar un mensaje nítido y conjunto a la sociedad en solidaridad con el pueblo saharaui, en estos momentos que más nos necesitan.

Y aquí ya llego al cogollo de mi aportación: Las declaraciones institucionales. Son una herramienta parlamentaria más, que se especifica en el artículo 275 del Reglamento de las Cortes de Aragón. A iniciativa de cualquier grupo parlamentario y por acuerdo unánime, podemos proponer declaraciones sobre asuntos de interés general para la Comunidad Autónoma de Aragón. Y así ha sido en todas y cada una de las legislaturas. En todas, menos en esta.

Si repasamos el Boletín Oficial, en la VIII Legislatura (de 2011 a 2015), cuando PODEMOS Aragón no estábamos, se aprobaron unas 10 declaraciones institucionales sobre temas tan variados como el Día Internacional de la mujer y contra la violencia machista, en apoyo al sector primario y las cooperativas, por el fin de ETA, por los derechos del niño, por la TCP o por el Sáhara.

En la IX Legislatura (de 2015 a 2019), ya con PODEMOS Aragón, fueron unas 15 declaraciones que, como sabéis, leen al principio del Pleno el presidente o presidenta de las Cortes de Aragón en representación de todo el Parlamento. Hubo declaraciones sobre los bienes aragoneses, por el Día del Orgullo LGTBiq, por los 40 años de la Constitución Española, por los 20 años de la restauración de la Aljafería, por el Día Internacional de la lengua de signos y el día del refugiado, las del Día de la mujer, las de paz para el pueblo saharaui e incluso una (para mí la excepción que confirma la regla) por el centenario del genocidio armenio.

En todos los casos, mi experiencia es que un grupo, cualquier grupo, propone un texto al resto de Portavoces y durante unos días decimos si estamos de acuerdo, tal cual, o debatimos para acordar la redacción final. Pocas veces se plantean Declaraciones que pierdan el sentido de vocación de acuerdo amplio y, por tanto, de temas generales y asumidos por todos.

Pocas veces… hasta esta X Legislatura en la que VOX está en las Cortes de Aragón. Vox ha rechazado todas las propuestas de textos por el día internacional de las mujeres, por el día de la niña y la ciencia, contra las violencias machistas, en apoyo a la infancia y en solidaridad con el Sáhara. Todas. Y en la mayoría de los casos, ni siquiera ha propuesto un texto alternativo o ha trabajado en búsqueda de los acuerdos. Es el no por el no. El veto. Y así estamos. En todos los casos, hemos tenido que presentar estas propuestas en forma de Proposiciones No de Ley para su lectura conjunta por todos los demás grupos o para un debate en el Pleno. En todos los casos, han sido aprobadas con el Sí de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos Equo, CHA, PAR e IU. La última, nuestra propuesta a 7 por el día internacional de la mujer, texto acordado entre estos 7 grupos, al margen de Vox.

De mayo de 2019 a hoy, febrero de 2021, solo hemos aprobado 4 declaraciones institucionales, en solidaridad con las personas afectadas por la gota fría, en apoyo a trabajadores de Alumalsa, por la jota y en el día mundial del cáncer.

Sin embargo, Vox sí ha propuesto algunos textos que, en mi opinión, van en su línea de faltar al respeto al parlamentarismo y faltar al trabajo democrático que, con esmero, algunos ejercemos con honor y dignidad. Al igual que hace unos días, en el Congreso de los Diputados propusieron una ley absurda, previa al 8M, que absolutamente todos los partidos rechazaron y aprovecharon para leer los nombres de todas las mujeres asesinadas por violencia machista en España, en las Cortes de Aragón Vox no busca el acuerdo y tampoco se esfuerza por que salgan sus textos. Es una pérdida de tiempo (y de dinero de todos), de cara a la galería, como comprobaréis por los temas: Reyes Católicos, Joaquín Costa, ataques a Vox (sólo a Vox), Día de la Hispanidad (en su línea) o su propuesta de convertir el 8M, día internacional de la mujer, en otro día por las víctimas del covid. En todos los casos, todos los grupos (sin excepción) les han afeado esto.

He querido contar mi punto de vista en una parcela de nuestro trabajo político en las Cortes de Aragón con el ánimo de abrir la institución con transparencia y, también, para desmontar la imagen falsa de “la España que madruga” que trata de vender Vox y que dista mucho de la realidad. El periodista Conrad Blásquiz hace un buen repaso en eldiario.es del “farolillo rojo” en las Cortes de Aragón. Os invito a leer «Año y medio de Vox en las Cortes de Aragón  “Los lunes al sol (y los demás días también)”, en el que relata las polémicas impostadas que Diputados de Vox intentan generar en las Cortes de Aragón, mostrando su falta de respeto al parlamentarismo y su gusto por vivir del cuento.

Nacho Escartín, portavoz de Podemos en las Cortes

Artículo publicado en el blog nachoescartin.es

(

¿Quieres compartirlo y seguirme?

Deja el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *