Pulsa “intro” para saltar al contenido

Madrid, me matas

Hay que estar moderadamente satisfechos tras la reunión de la Comisión Mixta DGA-Estado. De todos los acuerdos, yo destacaría el hecho de que por primera vez en 21 años los dos Gobiernos van a hablar de la financiación de Aragón en el seno de un grupo de trabajo, tal y como establece el artículo 108 del Estatuto de Autonomía. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por falsas expectativas.  El Artículo 108 no abre la vía a un pacto fiscal específico como tiene el País Vasco, pero sí posibilita que haya un acuerdo dentro del sistema común de financiación que tenga en cuenta el esfuerzo fiscal de Aragón.

La cuestión es por qué ahora el Estado está dispuesto a hablar de la financiación de Aragón. Por qué es más sensible con Aragón. Me da la impresión de que guarda alguna relación con el proceso abierto del nuevo modelo de financiación de las CCAA, que está estudiando una comisión especial y que me parece que está en vía muerta. No es la primera vez que Aragón se convierte en banco de pruebas en el proceso autonómico para exportar lo aprobado al resto de autonomías.

Es cierto que hubo avances importantes en la reunión. Más que en ninguna otra Comisión DGA-Estado de las seis celebradas en los últimos 20 años. Además del tema de la financiación, se impulsó el inicio de las obras del tramo de la N-232, entre Gallur y Mallén; Fomento se comprometió a licitar las obras del tramo carretero entre el Congosto del Ventamillo y Campo, y se renovó el protocolo de intenciones sobre el FITE de Teruel 2017-2020, entre otros asuntos.

El Gobierno de Aragón estaba muy satisfecho con los resultados del encuentro bilateral. Habló de salto cualitativo en la nota de prensa.
Habrá que ver si ese salto no acaba en caída libre. O en papel mojado, como lo fueron anteriores cumbres similares. Un ejemplo lo tenemos en la última reunión de la comisión celebrada el 2 de Octubre de 2013. También se celebró en Zaragoza. A un lado de la mesa se sentaron los representantes del Gobierno de la nación, liderados por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Y en frente, el entonces consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón y actual secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, y el presidente del PAR, de las Cortes y de la parte aragonesa, José Ángel Biel. Hubo tres acuerdos importantes: No presentar enmiendas a los PGE del 2014 y ¡¡¡¡Acelerar las obras de desdoblamiento de la N-232 y reclamar la apertura del Canfranc!!!

 

 

¿Quieres compartirlo y seguirme?

Deja el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *