Pulsa “intro” para saltar al contenido

Espejismo demográfico en Aragón: crece en 10.000 habitantes, pero la mitad de las comarcas pierde población

El aumento en 10.563 personas que Aragón registró en enero de 2019 respecto al año anterior es un dato global espectacular, que sin embargo maquilla la cruda realidad: casi la mitad de las comarcas de Aragón sigue perdiendo población. Los últimos datos del Padrón Municipal reflejan que la sangría poblacional afecta a 16 de las 33 comarcas y que las cifras globales se salvan de los números negativos por el tirón poblacional de Zaragoza y su entorno, y, en menor medida, de Huesca.

Según los datos oficiales del padrón municipal publicados por el INE hace unos días, Aragón tenía 1.319.291 habitantes en enero de 2019, 10.563 más que en 2018, el mayor incremento demográfico desde el 2009. Por provincias, Zaragoza y Huesca ganaron vecinos, mientras que Teruel siguió perdiendo habitantes, aunque de forma más moderada.

La Comarca Central, que agrupa a Zaragoza y a los municipios de su entorno, incrementa su población en 9.209 habitantes, lo que confirma el enorme tirón de la capital aragonesa y de su área metropolitana. Así por ejemplo, Zaragoza gana 8.117 vecinos; Cuarte de Huerva, 248; Cadrete, 141; María de Huerva, 149; Villanueva de Gállego, 59 y San Mateo de Gállego, 100. Sin embargo, Fuentes de Ebro, municipio destacado que también pertenece a esta comarca, pierde 39 habitantes.

La comarca de la Hoya de Huesca también constituye un polo atractivo y gana 630 habitantes, la totalidad en la capital oscense. El aumento en la comarca de la Comunidad de Teruel es más moderado y se sitúa en 189 nuevos vecinos. Otros datos positivos que son llamativos son el aumento en 213 personas en la comarca del Bajo Aragón-Caspe, y de 456 en la comarca de Valdejalón.

La crisis del carbón se nota en Andorra

Por el contrario, la crisis del carbón y el inminente cierre de la central térmica ya están teniendo sus efectos en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos, que pierde 208 vecinos. Esta comarca turolense lidera la pérdida de población. Su capital, Andorra, también encabeza el listado de cabeceras comarcales que pierden vecinos.

Por detrás, se sitúan Comunidad de Calatayud (-194); Los Monegros (-168), Aranda (-125), Jiloca (-114), Cuencas Mineras (-107), Bajo Martín (-76), Campo de Borja (-48), Sierra de Albarracín (-46), Bajo Aragón (-24), Matarraña (-26), Maestrazgo (-19), Ribera Baja del Ebro (-14), Alto Gállego (-12), Gúdar-Javalambre (-4), Tarazona y el Moncayo (-4) y Campo de Daroca (-2).

El tirón de las capitales de provincia –entre las tres sumaron 8.985 habitantes en 2019—compensa en parte la caída de habitantes que registraron la mayor parte de los pueblos de la comunidad aragonesa. De los 731 municipios que tiene Aragón, 458 perdieron habitantes en 2018, mientras que 273 lograron crecer. 210 tienen menos de 100 habitantes y, por tanto, se encuentran en peligro de extinción, según los datos del padrón municipal a 1 de enero del 2019. De ellos, 84 están situados en Zaragoza, 29 en Huesca y 97 en Teruel.

¿Quieres compartirlo y seguirme?

Deja el primer comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *